Luego de cumplir la meta trazada a principio de año de superar las 20.000 unidades vendidas en 2018, KIA aspira seguir posicionándose en el mercado automotor colombiano y llegar a las 21.500 al cierre de 2019.

Así lo confirmó César Ospina, vicepresidente comercial de KIA Colombia, al diario La Rpública, quien recalcó que, pese al crecimiento, la compañía viene en un proceso de estabilización. “Nos ubicamos en buscar objetivos positivos, con una participación en el mercado que trae sacrificios financieros que han cambiado nuestra filosofía”.

Con 1.527 unidades, al cierre de febrero pasado, el KIA Picanto se mantuvo como el tercer carro más vendido hasta ahora en Colombia. Al respecto, el vocero recalcó que se trata de uno de los principales jalonadores que tiene la compañía en materia de ventas.

Otro de los referentes con los que espera seguir posicionándose es la Sportage, que “ha mostrado un crecimiento muy importante en lo que va del año con 388 unidades, con lo cual se consolida también como un ícono y ponen a la marca en otro nivel”, apuntó.

Sin embargo, Ospina destacó que de cara a 2019 el foco de la compañía estará en el segmento de híbridos y eléctricos.